Reforma interior para vivienda con criterios de eficiencia energética en Murcia

Este piso de 160 m2 se ha reformado para adaptarlo a las necesidades de una familia con tres hijos. La distribución inicial respondía a una vivienda antigua con dos entradas, una principal y otra para el servicio, además de 4 dormitorios. Para la nueva vivienda se decidió partir de cero, se demolió lo existente y se ha realizado una distribución más adaptada a un uso actual, con un espacio común generoso y flexible.

Además de resolver las cuestiones espaciales el proyecto ha tratado de incorporar soluciones de la eficiencia energética y de un mayor confort climático. Para ello la vivienda incluye carpinterías con rotura de puente térmico, vidrios adaptados a cada orientación, mejora del aislamiento térmico en fachadas, sistema de ahorro de agua, colector solar para acs, etc.

El piso que nos encontramos inicialmente estaba dentro de un edificio construido en los años 70, de calidad para la época, aunque con carencias para los estándares actuales de eficiencia energética (por ejemplo las fachadas no tienen aislamiento térmico, aunque sí cámara de aire). La distribución respondía a las necesidades de una familia numerosa de la época, con 4 dormitorios y con una entrada principal dirigida al salón al norte y otra de servicio que se dirigía directamente a la cocina al sur.

doble

Planta de distribución (izquierda) e imagen del salón (derecha) de la casa original

Desde el principio nuestra propuesta fue eliminar todo resto de la distribución inicial, partiendo prácticamente de cero, aunque teniendo dos cosas positivas, una la buena proporción de fachada con respecto a la superficie total y otra el hecho de que, aunque una fachada da a la calle (norte) y otra a un patio de manzana (sur), ambas son buenas y permiten una potencial ventilación natural cruzada.

C:UsersUSUARIODesktopEcoproyecta PRIMEROViviendas2014 MURC

Planta de distribución del proyecto de reforma. La fachada principal (norte) a la derecha y la fachada al patio de manzana (sur) a la izquierda. El “tronco” central contiene la cocina y un aseo, y en torno a él se desarrolla el resto de la casa

La nueva distribución se ha basado en cambiar la posición de la cocina, acercándola al salón, y colocándola en el centro de la casa. Esto crea una pieza central, una pieza que hemos llamado “tronco” por estar revestida de madera, en torno a la cual se desarrolla un corredor circular que comunica todas las demás estancias. La cocina sumada a la unión del salón y comedor, genera un espacio generoso, bien iluminado que es el lugar común para toda la familia.

Los dormitorios se han ido distribuyendo por el perímetro de la casa, en torno a ese “tronco”, reservando mayor espacio al dormitorio principal, que además dispone de un pequeño estudio o zona de trabajo, sólo separado por un mueble de madera que hace las veces de cabecero para la cama de matrimonio y de estantería para el estudio.

SOLUCIONES PARA EL AHORRO DE ENERGÍA Y DE AGUA

Aunque una reforma de piso presenta sus limitaciones a la hora de incorporar soluciones de eficiencia energética, en este caso se ha hecho un espacial esfuerzo en integrar algunas de ellas que han dado buen resultado. Destacamos las siguientes:

1. Insuflado de celulosa natural como aislamiento térmico para las cámaras de aire de fachada. El edificio construido en los años 70 presenta unas fachadas sin aislamiento térmico, con lo que el consumo de energía para climatizar es elevado. En esta reforma se ha optado por rellenar esas cámaras con celulosa natural, con lo que se estima un ahorro energético en climatización en torno al 40%.

2. Carpintería exterior y vidrios con gran nivel de aislamiento. La carpintería utilizada es de aluminio, pero con rotura de puente térmico, de manera que se reduce la transmisión de calor entre el exterior y el interior de la vivienda. En el caso de los vidrios se ha utilizado uno con filtro solar en los huecos orientados a sur, y otros bajo emisivos (mayor aislamiento térmico) en los orientados a norte.

3. Colector solar como apoyo para calefacción y agua caliente sanitaria. Se ha instalado una caldera de gas muy eficiente para calentar agua, tanto para sanitarios (lavabos, duchas) como para la calefacción mediante radiadores. Pero además se ha instalado en la azotea un colector solar que provecha la energía del sol para calentar el agua, de manera que el consumo de gas se reduce a menos de la mitad que en una instalación convencional.

Como resultado de estas tres medidas sumadas la casa no necesita casi aporte de energía para su climatización.

4. Sistema de ahorro de agua. En los tres cuartos de baño de la casa se ha instalado un sistema que permite ahorrar el agua que se suele malgastar cuando se abre el grifo del agua caliente. El sistema lo que hace es recircular el agua desde que se abre el grifo hasta que detecta que ha alcanzado la temperatura adecuada, entonces automáticamente sale el agua. Se trata de un sistema sencillo de patente española a cargo de la empresa Aquareturn.

baños

Los baños incorporan un sistema denominado “Aquereturn” que permite ahorrar el agua desde que se abre el grifo hasta que sale caliente


colector solar

En la cubierta se ha instalado un colector solar que, conectado con la caldera, hace que casi no se necesite consumir gas para agua caliente ni para calefacción